sábado, 30 de enero de 2010

Registro de Marcas Sonoras en la Republica Dominicana



Nuestra legislación mediante la ley 424-06, de fecha 20 de noviembre del 2006 con la implementación del del Tratado de Libre Comercio entre República Dominicana, Centro América y los Estados Unidos de América (DR-CAFTA), trae consigo la inclusión de las marcas sonoras y olfativas en la legislación nacional.
La Oficina Nacional de Propiedad Industrial (ONAPI), en paso 21 de enero del 2010 hiso entrega de los certificados de aprobación de las Primeras Marcas Sonoras denominadas “Acordes Texaco” y “Silbido de Texaco” en un acto celebrado en la sede principal de esta institución.

Marcas Sonoras:

Las Marcas Sonoras es un tipo de marca menos convencional que igual que a las marcas convencionales están asociadas a identificar los productos o servicios de una empresa.

La antigua definición de marca establecía como requisito que estuviera constituida por un signo característico y novedoso, pero en especial visible, exigencia que hacía imposible el registro de una melodía.
Pero la nueva legislación reemplazó el requisito de visibilidad por el de "susceptibilidad de representación gráfica", que en el caso de las marcas sonoras podría ser una partitura, por ejemplo.
Las Marcas Sonoras: Se refiere a la capacidad evocadora del sonido para llamar la atención del consumidor y distinguir sus productos y servicios de los demás.
Ejemplos:
o Grito de Tarzán
o El ruido peculiar de los motores de la Harley Davison.
o El famoso grito "D'OH" de Homero Simpson
o Las pastillas efervescentes de Alka Seltzer al caer al agua.

Toda aquella persona o entidad jurídica que le interese obtener la protección de una marca sonora deberá presentar en la Oficina Nacional de la Propiedad Industrial (ONAPI), una descripción gráfica del signo o símbolo sonoro.
Esta representación gráfica debe ser clara, precisa, completa en sí misma, fácilmente accesible, inteligible, duradera y objetiva.


Beneficios del Registro de la Marca:

Registrar una marca es un procedimiento recomendado, dado que ésta sirve para distinguir productos, servicios, establecimientos industriales o comerciales. Además, permite adquirir los derechos sobre esa marca específico y evitar que terceras personas la utilicen.
Es necesario tener en cuenta que los registros marcarios son de carácter nacional y por lo tanto tienen un ámbito de protección nacional.
Además, el dueño de la marca estará legitimado para prohibir el uso de melodías idénticas o similares que pretendan distinguir los mismos productos o servicios asociados a la marca sonora registrada o incluso los relacionados. De esta forma, las empresas protegerán los bienes intangibles que conforman su patrimonio.
Está comprobado que las llamadas marcas sonoras pueden llegar a ser más exitosas que las marcas visuales, ya que las marcas perceptibles auditivamente se fijan mejor en la memoria del público consumidor.

En la misma línea, las estrategias de mercadeo modernas están llamadas a generar vínculos con los clientes en aspectos que van más allá de la simple satisfacción de sus necesidades particulares, para buscar una conexión más emotiva y una recordación por factores multi sensoriales y sentimentales.

Estamos llamados entender la importancia de las marcas y su valor como activo, en los ejemplos presentados en este articulo `podemos presenciar el desarrollo de algunas que van más allá de un simple nombre o logo y empiezan a comprender otros elementos de la presentación de la empresa y de sus productos o servicios.
La importancia de Registrar las Marcas se enfatiza en la protección de estos nuevos elementos radica en obtener exclusividad en el uso de los mismos y la facultad de impedir que los competidores los imiten.
La imitación no solo puede generar que algunos consumidores de su producto se dirijan de manera equivocada al producto competidor guiados por aquel elemento característico con el cual identificaban su producto, sino que además, al mediano y largo plazo vulgarizará ese aspecto distintivo, original y novedoso y le hará perder cualquier vinculación mental o emocional con su producto.
Esto, en términos de resultados, implica por un lado renunciar a contar con un activo de su patrimonio que puede ser muy valioso y, por otro, un debilitamiento en el posicionamiento de su producto con una potencial reducción de las ventas.
La marca sonora es algo nuevo para nuestro sistema jurídico, el DR-CAFTA el artículo 15.2.1 del citado tratado y que modifica los artículos 70 y 72 de la Ley No.20-00 sobre Propiedad Industrial, la cual entro en vigencia el 1 de septiembre del 2008, establece disposiciones relativas a marcas en la cual permite que la marca sonora puedan acceder al estatuto legal de las marcas comerciales.

“EL REGISTRO NOS DA DERECHO”

Lic. Ingrid Zapata Ravelo